¿Es lógico que refugiados y desplazados estén obligados a probar su Identidad?

0
La CAUSA PRINCIPAL para la creación de la Fundación Identidad fue la injusta necesidad de tener que “probar el origen y la nacionalidad de una persona, familia o grupo que ha tenido que huir en medio de unas condiciones en la que es IMPOSIBLE resguardar los documentos de identidad”.

Tras dos guerras mundiales, centenar de guerras entre naciones, civiles, un enorme grupo de países en conflicto, naciones ideológica y socialmente torturadas, aún no se ha descubierto una fórmula para “DEFENDER” a los ciudadanos que huyen de un país para proteger su vida y la de los suyos. Ni siquiera la ERA de la GLOBALIZACIÓN y el desarrollo tecnológico, ha logrado “resolver” un tema de tanta trascendencia para un ser humano.

Tras la 2da guerra, millones de europeos huían del Régimen de Stalin y su venganza con quienes, él sintió, lo habían traicionado. Jamás, pudieron comprobar sus orígenes, por falta de apoyo de sus “Patrias”, dominadas políticamente, por un sistema dictatorial. En cambio, la Comunidad Hebrea, tuvo la inteligencia de ORGANIZARSE como Nación y lograron alcanzar Acuerdos para recuperar sus IDENTIDADES sin necesidad de probarlas…

Es por ello, que trabajamos por migraciones ORGANIZADAS para un futuro mejor…incluyendo para los desplazados y refugiados de hoy…Aplaudimos la iniciativa que hoy nos trae el Banco Mundial, en el siguiente artículo:

escrito por:   Bronwen Manby

Si lo obligaran a huir para salvarse en medio de bombas que caen o en el momento en que se acerca un huracán, ¿qué llevaría consigo usted, además de sus niños y sus seres queridos? Sería aconsejable que empaque en primer lugar sus documentos de identidad. Los certificados de nacimiento, cédulas nacionales de identidad, pasaportes, permisos de residencia, e incluso una licencia de conducir, son documentos que le permitirán probar quién es usted ante las autoridades del país al cual huye y a las autoridades en su país natal cuando pueda regresar.

Sin estos papeles, la pesadilla que ya está viviendo podría ser mucho peor. Si se ve obligada a cruzar una frontera internacional, una persona que carece de documentos de identidad no podrá viajar de manera legal. Un niño separado de sus padres y sin ninguna identificación tendrá más probabilidades de ser víctima de tráfico humano. Una persona que solicita ser acogida como refugiado —o incluso que postula a la naturalización— en el país al cual ha huido tendrá dificultades para permanecer en ese lugar. Otro problema es que, al carecer de una identificación emitida por el país anfitrión, no podrá tener acceso a bienes y servicios que facilitan la autosuficiencia y la integración local, tales como una tarjeta SIM, una cuenta bancaria, educación para los niños y atención médica.

Incluso en los países ricos no afectados por conflictos, como Estados Unidos, los pobres y las personas sin hogar tienen problemas para conseguir documentos a los que tienen derecho. (i) Imagine a una familia de Siria que ha buscado refugio en Turquía o el Líbano y que ha perdido sus documentos nacionales de identificación durante el caos de su huida. Si sus integrantes pertenecen a la comunidad kurda de Siria, (PDF, en inglés) probablemente nunca fueron reconocidos como ciudadanos sirios y, por tanto, es posible que nunca hayan tenido papeles. Sin estos documentos, ¿cómo van a poder presentar su solicitud para permanecer como refugiados? (i) ¿Cómo lograrán ser incluidos en la lista de refugiados vulnerables porque tienen a un hijo con discapacidad? ¿Cómo podrían asegurar que a un nuevo hijo nacido en el exilio se le reconozca su nacionalidad siria en el futuro (PDF, en inglés) y no quede sin patria debido a la carencia de un registro de nacimiento, o porque no se tienen a mano los documentos de identidad del padre?

La falta de documentos de identidad aumenta de manera considerable la vulnerabilidad de quienes han sido desplazados por la fuerza, ya sea en su propio país o han sido obligados a cruzar fronteras internacionales. Esto no solo sucede cuando se deja el país de origen, sino que también cuando sea posible regresar a este.

¿Qué se debe hacer?

En los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en particular en la meta 16.9, todos los países acordaron proporcionar acceso a una identidad jurídica para todos a más tardar en 2030. De manera similar, en los primeros dos de los 10 Principios sobre la identificación para el desarrollo sostenible (i) publicados este año por el Grupo Banco Mundial, organismos de la ONU y otras organizaciones, se insta a garantizar una cobertura universal y el acceso a sistemas de identificación.

Los países anfitriones tienen una responsabilidad importante de registrar a los refugiados que residen en su territorio, proveerles documentos de identidad reconocidos por los servicios públicos y privados, y documentar su condición de refugiados. En la campaña #IBELONG  de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) se destaca que es necesario aplicar protecciones similares a las personas apátridas y a aquellas cuya nacionalidad esté en duda.

Entre las responsabilidades más básicas de los Estados se encuentra el registro universal de los nacimientos para todos los nacidos en su territorio, así como también el registro de las muertes, los matrimonios y otros cambios de estatus. En particular, el registro de su nacimiento le proporciona a un niño la evidencia oficial de quiénes son sus padres y su lugar de nacimiento, lo cual puede facilitar el reconocimiento o la adquisición de una nacionalidad y asegurar la unidad de la familia durante el proceso de reasentamiento o repatriación.

Los Gobiernos deben velar por que en el registro de los refugiados y de otras personas desplazadas se protejan los derechos y se promueva la inclusión, y que también se refuerce la capacidad de las autoridades de gestionar estas poblaciones y brindar de manera más eficiente asistencia y soluciones durables, como la repatriación voluntaria, la integración local y el reasentamiento. Esto requiere que los procedimientos sean justos y accesibles, y que sea posible apelar si una solicitud para un estatus determinado es rechazada.

El año pasado, el programa del Banco Mundial Identificación para el Desarrollo (IDpD) (i) publicó un informe acerca de la identificación en el contexto del desplazamiento forzado (i) como un ejercicio de trabajo sobre este tema. Sobre la base de este análisis inicial y la asociación estrecha con ACNUR, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y otros organismos, el Banco Mundial lleva a cabo ahora otros estudios y proporciona asistencia técnica y financiera a los países anfitriones interesados, mediante por ejemplo algunos mecanismos innovadores. Como parte de esta agenda, el programa IDpD procura también mejorar los datos y métodos para calcular cuántos refugiados y otras personas vulnerables no poseen una prueba de identidad legal  para que se puedan dirigir recursos y esfuerzos a los lugares donde se necesitan.

Aún falta mucho por hacer, en términos de promoción y adopción de medidas, pero estamos optimistas que se puede avanzar más. Se reconoce cada vez más la importancia que tiene la identificación en la gestión del desplazamiento forzado y en la búsqueda de soluciones. Los Gobiernos han mostrado interés y se han comprometido como nunca antes en alcanzar la cobertura universal de los sistemas de identificación, incluso para los refugiados. Los asociados en las tareas de desarrollo y humanitarias, como el Banco Mundial, están ampliando la ayuda que pueden proporcionar. El sector privado está trabajando en soluciones innovadoras para enfrentar desafíos como el almacenamiento digital seguro de documentos de identidad que puedan ser recuperados y verificados cuando sea necesario. Y los avances en ciertas tecnologías, tales como la tecnología móvil y la biométrica, facilitan la creación de sistemas de identificación sólidos e inclusivos de manera más fácil, barata y rápida que nunca antes.

Mientras conmemoramos la increíble fuerza, valentía y perseverancia de los refugiados con ocasión del Día Mundial de los Refugiados, imagine por un momento cuánto más fácil es su vida porque puede responder a la pregunta: “¿me muestra sus papeles, por favor?”.