¿Por qué Mendoza?

0

Inmigrante en Mendoza.

Por Antonieta Benítez

¿Por qué Mendoza?

Miércoles 21 de septiembre, amanecemos en una pequeña posada de La Guaira, en donde decidimos dormir, para evitar perder el vuelo que nos sacaría de Venezuela. Teníamos el miedo ya común de un asalto nocturno o matinal. Nunca se sabe.

Y; es que sí sales de otra ciudad diferente a Caracas, debes saber que es posible que pierdas el avión. No existe garantía alguna de que el vuelo que esperas tomar, te lleve a Maiquetía con suficiente antelación, como para estar las 4 horas obligatorias en el aeropuerto.

Llegamos muy temprano, apenas teníamos a unas 25 personas delante y faltaban 4 horas y media para salir. Estamos bien. Miras a quienes llegan y puedes distinguir quiénes se van, definitivamente. Quiénes regresan a su nuevo hogar o; los menos, quiénes viajan por trabajo. Por placer, ya nadie lo hace.

Aerolíneas Argentinas era nuestra línea de viaje originaria. Suspendió los vuelos a Venezuela. Por ende, en vez de salir el 19, nos cambiaron para el 21. En vez de volar con ellos, lo hicimos por Avianca. Iríamos directo desde Caracas a Buenos Aires y ahora, haríamos escala de 4 horas en Bogotá. Y; es que es así, como se sale de un país del que te escapas ¡Cómo sea!

Tras casi dos días de viaje, llegamos a Buenos Aires. Agotados pero en paz. Con todo y muy poco a la vez. En esta nueva etapa, lo único que necesitaremos será nuestro esfuerzo, preparación y ganas. Lo demás, es regalo. Así, que nos trajimos lo que cabía en solo 4 maletas. Nada más.

Comenzamos nuestra nueva vida una noche de primavera en otro país. En otra ciudad que ni siquiera sería la definitiva, solo una pausa más, pues nuestro destino final, cerró su aeropuerto y llegar, ya no es tan fácil como suele ser…

En esa escala, comenzaríamos a programar nuestro destino a la linda Mendoza. Ciudad, a la que hace apenas 6 años visitamos por curiosidad. La conocimos, por una probabilidad de trabajo con una vitivinícola, la que descartamos porque era difícil emigrar a nuestra edad. Hoy, ya no hay elección, así que entonces se convirtió en una posibilidad y hoy ¡Es la posibilidad!

Pudo ser USA, Panamá, Colombia o España, pero nos decidimos por Argentina y; especialmente Mendoza. Nos gustó su gente, su verde y su calidez, a pesar del frío de su clima. Sencillamente nos enamoramos de ella y con ese único criterio, la escogimos.

Comenzaremos a re-vivir en ella y tú con nosotros.